12 de noviembre de 2018

Rapshodia Bohemia, el Legado de Queen

Gracias a la película Rapshodia Bohemia dirigida por Bryan Jay Singer estrenada este mes en la salas de cine en mi Chile querido, QUEEN… se ha puesto nuevamente de moda. Al punto de superar al reggaetón en reproducciones de la aplicación Spotify.
 
No soy crítico de cine por lo que mi calificación de una película está basada en las emociones que esta me genera. Para mí, debo decir que es una gran película que muestra la vida y obra de un icono de la música y la historia de la que es sin duda una de las mejores bandas de rock progresivo del siglo 20.
 
Curiosamente, este Icono, Freddie Mercury, junto a Brian Harold May en la guitarra, Roger Meddows Taylor en la batería y John Richard Deacon en el bajo, cada uno de ellos era, respectivamente, un diseñador gráfico, un astrofísico, un dentista y un ingeniero eléctrico que pudo ser exitoso en cada uno de sus campos. Sin embargo, en su conjunto eran genios musicales.
 
Pero no es esto lo que destaco. No fue esa genialidad la que por sí sola gatillo su éxito. Ellos, además, tuvieron el valor de seguir sus sueños, vivir a concho su pasión y se atrevieron a innovar y transgredir lo establecido dando rienda suelta a su imaginación con los resultados que todos conocemos. El legado musical de Queen se resume en temas como "Bohemian Rhapsody", "Killer Queen", "Somebody to Love", "Don't Stop Me Now", "Crazy Little Thing Called Love", and "We Are the Champions". Composiciones musicales tan vigentes como ayer. Freddie Mercury tenía la convicción que estaba destinado a convertirse en una leyenda y vivió para lograrlo.
 
¿Cuántos de nosotros nos hemos encontrado en esa posición, deseando vivir nuestros sueños, trabajar en lo que nos apasiona y dar rienda suelta a nuestra imaginación rompiendo los esquemas de lo establecido? Son los miedos al fracaso, quizás al ridículo o simplemente esas creencias limitantes que tenemos de que ya no podemos o que no vale la pena intentarlo lo que nos trunca y nos impide avanzar, desarrollar nuestro potencial y alcanzar nuestro destino.
 
¡¡¡Cuan equivocados estamos al pensar así!!! Poseemos un potencial ilimitado y un sinfín de posibilidades. Solo basta querer y creer que es posible. No sigas esperando y atrévete a soñar en grande y convierte esos sueños en metas y trabaja incansablemente hasta alcanzarlo.
 
Rapshodia Bohemia sin duda es una obra de arte, la escucho mientras escribo este post. Sin duda un legado musical extraordinario. Pero más que el legado musical piensa en el legado que deja el saber que si ellos lo alcanzaron tu también puedes hacerlo.
 
Un Abrazo
Marco Castro